Nueva aproximación a la cultura institucionista a cargo de Manuel Suárez Cortina

Los caballeros de la razón Suárez Cortina.jpg

Los estudios sobre el republicanismo en España deben mucho al impulso de autores como el que firma esta nueva aportación. Manuel Suárez Cortina condensa en Los caballeros de la razón (Genueve ediciones, 2019) los resultados de largos años de investigaciones sobre una de las principales vertientes de la democracia de fines del siglo XIX y comienzos del siguiente.

Su interés por el institucionismo, de hecho, se remonta al menos a sus  primeros escarceos historiográficos: tras defender en 1985 su tesis doctoral sobre El reformismo en España. Republicanos y reformistas bajo la monarquía de Alfonso XIII, el autor ha diversificado considerablemente sus líneas de investigación, desde los liberalismos decimonónicos a las culturas de la democracia tanto en España como en Iberoamérica, sin dejar de lado el catolicismo y el anticlericalismo. Pero nunca ha dejado de explorar con especial ahínco las raíces de la cultura reformista, que al fin y al cabo entroncan con el krausismo y sus derivaciones políticas y culturales en el fértil crisol intelectual de la Institución Libre de Enseñanza.

Merece la pena detenerse en las palabras con las que el propio autor presenta su nuevo libro:

“Los caballeros de la razón es un acercamiento a la diversidad de manifestaciones que en la España liberal contempló la cultura institucionista. Desde sus fundamentos krausistas, el institucionismo, contemplado en su más amplia dimensión cultural, atendió a una diversidad de frentes –economía, sociedad, cultura, política, religión, moral,… –desde los cuales intentó llevar a cabo una reforma general de España, que políticamente se tradujo en la defensa de una democracia parlamentaria. El libro va desgranando estos campos a través de capítulos específicos sobre sus fundamentos filosóficos, relaciones entre religión y política, la concepción sobre el Estado y la nación, la recepción del nuevo liberalismo, los componentes regeneradores de su programa político y social, su papel como intelectuales,  y, de forma específica, las relaciones políticas que desarrollaron desde el Sexenio Democrático hasta la Guerra Civil”.

Índice de la obra:

Introducción

Giner de los Ríos y el krausismo en la España del siglo XIX  p.31
El krausismo y la cultura española del siglo XIX p.31
Giner de los Ríos y la filosofía krausista: la reforma del hombre p. 37
Giner de los Ríos, la Ciencia y la Religión p. 44
El krausismo, el Estado, la Nación y las formas de Gobierno p. 49
Individuo y sociedad. La persona social p. 56
Feminismo y democracia p.  63

Religión y política p. 69
Los intelectuales krausistas, la ciencia y la religión p. 74
Religión y Derecho. Anticlericalismo y secularización del Estado p. 85
Institucionismo, republicanismo de cátedra y gobierno representativo p.96

El Estado y la nación p. 105
Republicanismo y nacionalismo español p. 105
El Estado y la nación en la cultura institucionista p. 113
El institucionismo y la España municipal y regional p. 120
El iberismo republicano p. 125
La autonomía colonial y el hispanoamericanismo p. 131

Regeneración y república parlamentaria p. 137
La cultura/s política/s del republicanismo español p. 140
El proyecto regeneracionista republicano en el fin de siglo p. 150

Republicanismo y nuevo liberalismo p. 171
Republicanismo y crítica de la economía clásica p. 173
La «cuestión social» y el liberalismo republicano: la reforma social p. 182
La educación, base de la reforma social p. 187
El ideal secularizador del republicanismo p. 193
Crítica de la monarquía doctrinaria y nacimiento de un nuevo derecho político p. 196

Institucionismo y política (1875-1931) p.209
República y revolución (1875-1885) p. 212
Parlamentarismo y República: el Partido Centralista (1886-1903) p. 223
Regeneración, parlamentarismo y República: la Unión Republicana p. 233
¿Monarquía, república?: democracia parlamentaria. La experiencia del Partido Reformista p. 238
Epílogo: la descomposición reformista p. 247

Los intelectuales y la República p. 251
El intelectual y la política p. 254
Los intelectuales y las formas de Gobierno p. 265
Los intelectuales y la Segunda República p. 270

Diálogos desde la otra orilla p. 287
Manuel González Prada y las culturas políticas de las «dos Españas» p. 291
Secularización y laicismo en la España de entre siglos p. 295
González Prada y el radicalismo secularizador en la España de fin de siglo p. 311
A modo de conclusión. González Prada y las culturas políticas republicana y anarquista en España

Bibliografía general p. 327

“Sueños de revolucionario” Vicente Blasco Ibáñez

Recientemente se publicó el libro “Sueños de revolucionario”, editado por el profesor Emilio Sales y Paco Fuster. Se trata de una antología que reúne las mejores veinticinco entrevistas que el político y escritor, Vicente Blasco Ibáñez, concedió a lo largo de su vida, para periódicos y revistas de países como España, Francia, Argentina, Estados Unidos o Cuba. Muchas de ellas permanecían inéditas en formato libro y otras han sido traducidas al castellano por primera vez.

sueñosderevolucionario

Recuperamos notas de la edición: Vicente Blasco Ibáñez (1867-1928) fue un hombre extraordinario cuya azarosa peripecia vital desbordó, con creces, el calificativo de «novelesca»; un personaje verdaderamente camaleónico, poliédrico y versátil, cuya naturaleza resulta imposible de encajar en cualquier molde o etiqueta. Político y escritor, facetas con las que habitualmente lo asociamos, Blasco Ibáñez fue también periodista, editor, colonizador y guionista. Valenciano universal, de carácter afable y espontáneo, en ocasiones rudo y fanfarrón, fue un visionario y un adelantado a su tiempo, con una fuerza de voluntad inmarcesible.

Aunque alguna vez insinuó la posibilidad de escribir unas memorias, su prematura muerte nos privó de un testimonio que, sin duda, hubiese sido de excepcional valor. Este vacío lo cubren con creces Emilio Sales y Francisco Fuster con la recopilación de las mejores entrevistas –la mayoría de ellas inéditas en forma de libro–, que el autor de Los cuatro jinetes del Apocalipsis concedió a lo largo de su vida.

Más información en: http://forcolaediciones.com/producto/suenos-de-revolucionario/

Conversación con Manuel Suárez Cortina “Política y religión 1808-1936”

Mañana jueves 14 de febrero a las 15:00 horas tendrá lugar una nueva emisión de Hablemos de Historia en la que conversaremos con Manuel Suárez Cortina de la Universidad de Cantabria sobre su libro ‘Entre cirios y garrotes. Política y religión en la España contemporánea, 1808-1936’. http://hablemosdehistoria.uji.es

SUÀREZ CORTINA, Manuel. Entre cirios y garrotes. Política y religión en la España contemporánea, 1808-1936. Publicaciones Universidad de Cantabria, 2014. ISBN: 978-84-8102-719-8. Formato: PDF. DOI: https://doi.org/10.22429/Euc2014.007

ciriosygarrotesSinopsi: Entre cirios y garrotes no tiene la pretensión de ser una historia de la religiosidad católica, o de la Iglesia española. Es un acercamiento a un conjunto de ámbitos temáticos –constitucionalismo, identidad nacional, catolicismo, laicismos republicanos, heterodoxias y religiosidades alternativas…– a través de los cuales se puede conocer el papel de la religión en la vida política española y los distintos y antagónicos modos de concebir esa relación desde la guerra de la independencia hasta la guerra civil de 1936. La época contemporánea conoció un fuerte enfrentamiento entre laicistas y confesionales que expresaba el protagonismo de la Iglesia para caracterizar España como nación y las modalidades de su relación con la sociedad y el Estado. El libro muestra la dificultad de lograr en España la libertad religiosa y los conflictos permanentes entre confesionales y secularizadores en torno al lugar que corresponde a la religión y la Iglesia en la sociedad, cultura y política nacional

El Foro de Debate Hablemos de Historia es una iniciativa del Grupo de Investigación Desarrollo Social y Paz integrado en parte en el Departamento de Historia, Geografía y Arte y en el Instituto Interuniversitario de Desarrollo Social y Paz de la Universitat Jaume I. Cuenta con la colaboración de El Colegio de España y la Casa de Velázquez.

El programa puede seguirse por Internet a través de VOX-UJI Radio en la siguiente dirección web: http://www.radio.uji.es/

La web del programa dispone de toda la información y pueden descargarse en formato Pod-cast los programas emitidos hasta este momento. http://hablemosdehistoria.uji.es

Revista sobre Blasco Ibáñez y artículo de las Mujeres blasquistas

El pasado 21 enero fué la presentación de la reciente aparición del número 1 de “Prometeo. Revista de la Casa Museo Blasco Ibáñez”, de periodicidad anual, editada por el Ayuntamiento de Valencia y codirigida por Paco Fuster y Emilio Sales. Para más información: http://casamuseoblascoibanez.com

Felicitamos tal iniciativa que abre una nueva fuente y seguro buenas investigaciones entorno del republicanismo valenciano y la vida y obra literaria de Vicente Blasco Ibáñez. Nos hacemos eco de este inicio para compartir el índice del primer número de esta nueva publicación: https://dialnet.unirioja.es/ejemplar/507463

Destacamos en este primer número de la revista el artículo: BLANES ANDRÉS, Roberto; LÓPEZ, Amparo; LÓPEZ, Ángel; SANCHIS, Vicente (2018) <<“Mujeres blasquistas: “el grupo republicano María Blasco, de Burjassot”>>. En:  Prometeo: revista de la Casa-Museo Blasco Ibáñez, ISSN 2659-2851, Nº. 1, 2018, págs. 187-205

collage_blascoibanez

Dicho artículo recoje la intervención de los cuatro autores dentro del “Cicle de Conferències a la Casa Museu Basco Ibáñez 2018” del pasado 14 de junio, en el que se hizo la intervención “Blasquismo y feminismo: El Grupo María Blasco de Burjassot”. En dicha conferencia versó sobre la agrupació femenina republicana como ejemplo de la importancia del blasquismo en las reivindicaciones femeninas.

dones_blasquistes

 

Secularización y Segunda República

Acaba de aparecer el articulo ‘The Bones of Contention: The Secularisation of Cemeteries and Death Practices in the Spanish Second Republica’ en la revista European History Quarterly,Vol 49, Issue 1, 2019https://doi.org/10.1177/0265691418817466

Los esfuerzos de secularización de la Segunda República española encontraron una feroz resistencia por parte de los católicos y la Iglesia. Las autoridades locales encabezaron la secularización en un contexto legal poco claro, pero también intentaron mediar entre las diferentes demandas, al mismo tiempo que protegían el sentimiento católico y respetaban los derechos de propiedad. Los cementerios y las procesiones funerarias fueron un campo de batalla clave en una “guerra cultural” que se extiende a lo largo de la preocupación del siglo XIX por el papel de la religión en la vida de los ciudadanos españoles y la intensidad del conflicto entre las guerras, las amargas luchas por ocupar el espacio público y la movilización De las conceptualizaciones antagónicas de las ‘personas’

Es el primer trabajo que analiza en profundidad la relación entre la legislación republicana y la política municipal, y se inserta dentro un debate mas amplio sobre la política republicana y lo que algunos llaman una ‘kulturkampf’ en la Europa de entreguerras.

Asimismo enlaza con otros dos artículos del autor, Matthew Kerry, ya publicados:

Escritos articulados a raíz de la tesis doctoral leída en la University of Sheffield sobre radicalización en los campos del norte de Asturias en la década de 1930 (2015).

Ficha del autorMatthew Kerry investigador visitante en la University of Leeds, historiador social y cultural con una investigación centrada en los campos de la izquierda política, la religión, la protesta y la violencia, con un interés particular en cómo se vive, se conceptualiza y se impugna la política en la vida cotidiana. Actualmente soy investigador visitante en la Universidad de Leeds.

Sociabilidad en Bilbao durante la Segunda República: republicanos y nacionalistas vascos

Sabin Arce (alumno UPV/EHU)

El objetivo de esta reflexión es el siguiente: analizar las redes y espacios de sociabilidad de los nacionalistas y los republicanos de Bilbao durante la II República, para resaltar sus diferencias y semejanzas. Además , mediante ejemplos concretos es posible conocer la evolución de la sociabilidad bilbaína. También se puede observar la importancia de la sociabilidad en la época floreciente de política y libertad que es la II República, y como este fenómeno ayudó a reconciliar a la sociedad con la política.

Durante la segunda mitad del siglo XIX, Bilbao se convirtió en una fuerte ciudad industrial con una burguesía muy poderosa y una importante masa obrera. En aquella nueva sociedad, nuevos estratos sociales quisieron tomar parte en la política; la democracia, a partir del sufragio de 1890, y la cada vez más cosmopolita Bilbao, fueron los paradigmas de esos cambios. Entre las sensibilidades políticas que tenían a su alrededor espacios de sociabilidad más dinámicos hemos escogido dos para llevar a cabo éste análisis: los republicanos y los nacionalistas vascos.

La apertura política que supuso la II República, afectó de manera crucial en el modo de entender la propia política. De hecho, la democratización de los espacios públicos que se podía entrever en la época anterior se completó en época Republicana. Eso trajo la explosión de nuevos y modernos partidos políticos y se dispararon las tasas de afiliación, aumentando significativamente la presencia pública de la política. El factor clave de este paso hacia delante de la sociabilidad política es la integración de nuevos sectores sociales.

A pesar de la dificultad de obtener un resultado concreto, merece la pena plantear unas preguntas antes de empezar, con objetivo de guiar las futuras reflexiones. Por tanto, ¿qué diferencias había entre la forma de entender la sociabilidad de republicanos y nacionalistas? ¿Ésas diferencias se basan en diferencias ideológicas? ¿En qué aspecto de la sociabilidad se centró cada una de las dos sensibilidades políticas?

Pero, antes de profundizar en estas cuestiones, cabría preguntarse, además: ¿qué es la sociabilidad? El concepto sociabilidad como categoría analítica histórica nace en el contexto de la historiografía francesa de la década de los 70, en torno a la Nueva Historia de la escuela de Annales. El término comenzó a ser utilizado por sociólogos a principios del siglo XX, pero podría considerarse a Maurice Agulhon como el primero en hacer un análisis histórico entorno a la sociabilidad. Es la capacidad de los seres humanos para relacionarse en colectivos estables, y se define como las formas, manifestaciones y espacios de la vida colectiva que se conforman con ese objetivo. Al ser un objeto de estudio tan heterogéneo, hay que tomarlo como un concepto que engloba a la antropología, a la sociología y a la historia.

 Casinos y batzokis

El eje de la sociabilidad de los republicanos ya desde la segunda mitad del siglo XIX lo componían ateneos, círculos y sobre todo los casinos. No es fácil definir estos espacios, pero en palabras de Rafael Villena y Ángel Luis López eran “asociaciones que sin dejar de lado la cultura, estaban dirigidas al juego y al ocio”, siempre relacionadas con ambientes republicanos.

El número de casinos en Bilbao en la II República era bastante significativo; cada una de las ramificaciones intentaba tener sus propios espacios de sociabilidad, aunque el Casino Republicano siempre tuvo preeminencia (en tanto en cuanto era el centro de la mayor vertiente republicana). A principios del siglo XIX eran espacios dedicados sobre todo al esparcimiento, donde los burgueses se reunían con fines ociosos, pero eso cambió en la segunda mitad del siglo, donde adquirieron un claro matiz político.  Para la II República, los casinos ya tenían un objetivo doble: por un lado, la política y por otro, el ocio; conferencias, escuelas nocturnas, fiestas en fechas señaladas, actuaciones nocturnas, exposiciones de arte, fiestas en honor a personajes ilustres… Todo esto llevaba a los miembros además de a abrazar las ideas de la doctrina republicana, a introducirse en la práctica política. Además, empezaron a crearse asociaciones satélites alrededor de los casinos; juventudes republicanas, asociaciones de socorros mutuos, grupos en favor de la emancipación de la mujer, órganos de prensa…

el-liberal-amaya-17-7-35

Aun así, las fuerzas republicanas no consiguieron dominar Bilbao debido a su tendencia a las escisiones y la buena salud de otros partidos (PNV y socialistas mayormente). De todos modos, las redes creadas por los republicanos se convirtieron en buenos lugares para las relaciones interpersonales. Estos espacios de sociabilidad además de educar en democracia y doctrina política republicana, también impregnaban la vida privada de los militantes, ayudando a, como dice Jon Penche: “vivir en republicano”.

Bilbao tuvo una importancia capital en la historia del Partido Nacionalista Vasco, ya que de pasó de ser su cuna a ser su feudo. El mayor espacio de sociabilidad del PNV eran los batzokis, y en cuanto Arana creó la ideología nacionalista vasca abrió el primero de estos centros de sociabilidad, porque tanto él como sus seguidores conocían la importancia de los locales de reunión y formación. Los batzokis desde el principio tuvieron un objetivo de transmisión ideológica y también la intención de educar a la militancia. La diferencia entre actividades adoctrinadoras y “neutrales” nunca estuvo del todo clara; el nacionalismo vasco lo impregnaba todo. Entender el PNV como una “comunidad” impedía dejar de lado la doctrina nacionalista. Allí se daban tanto conferencias y discursos como obras de teatro, clases de euskera, geografía o historia vasca, todas, como no, vistas desde la óptica nacionalista.

El objetivo de las conferencias y demás era el “adoctrinamiento” intelectual, es decir, la transmisión y asimilación de la ideología de Sabino Arana. Alrededor del Partido Nacionalista Vasco también surgieron varias entidades satélites como Mendigoxaleak (aficionados a la montaña), grupos de danza, grupos de teatro o Emakume Abertzale Batza entre otros (asociación de mujeres). El PNV tomaba todas las actividades sociales que se creaban a su alrededor como una oportunidad para hacer propaganda, en favor de esa idea de “comunidad” (juegos vascos, conferencias, campeonatos de pelota vasca o manifestaciones religiosas).

La estructura política especial de Euskal Herria, propició la evolución de los partidos políticos de forma diferente al del resto de zonas del estado español. La importante presencia del Partido Socialista, el Partido Nacionalista Vasco, carlistas o republicanos, proveía al pantone político una diversidad de la que carecían otras grandes ciudades. Todos estos partidos, claro, se valieron de la sociabilidad para expandir sus ideales en una zona con tanta competencia, dando lugar a todas las entidades satélites que se han mencionado. Unos con más acierto que otros, todos los partidos políticos trataron de impregnar tanto el mundo público como el privado de política, de su política, claro. Éstas técnicas de sociabilidad se integraron profundamente en la sociedad bilbaína, promoviendo la participación política.

¿Una sociabilidad ideológica?

Los principales espacios de sociabilidad de republicanos y nacionalistas vascos eran el casino y el batzoki, y alrededor de estos se organizaban el resto de actos y actividades. No parecen muy diferentes el uno del otro; ambos tienen objetivos parejos, entre otros, conseguir la educación de los militantes a través de conferencias y charlas, expandir su doctrina política, tomar la esfera pública y la privada, crear relaciones interpersonales en el contexto del partido, tomar parte en el ocio…

Aun así, hay algunas diferencias; los casinos, en tanto en cuanto son entidades más antiguas, tuvieron una evolución distinta, siendo en un principio centros de ocio y luego tomando un cariz marcadamente político. Además de eso, se puede considerar a los casinos como instituciones clasistas; si bien intentaron educar a la masa trabajadora (a pesar de las contradicciones de clase que los separaba), para muchos no siempre era fácil conectar con la órbita republicana debido entre otras cosas a las altas cuotas que exigía el partido a sus militantes.

Por otro lado, los batzokis tuvieron desde el principio objetivos múltiples; siendo el ocio, el idioma y la transmisión ideológico los principales. Aparte de eso, los espacios de sociabilidad de los nacionalistas vascos, si bien no eran interclasistas, se puede decir que eran más abierta, y que tenían más capacidad para atraer individuos de clases diferentes. Partiendo de este análisis, no parece descabellado decir que esa mayor amplitud de los nacionalistas vascos les hizo más efectivos y, al contrario, que las entidades más clasistas de los republicanos tenían más dificultades para atraer a la clase obrera que recién se estrenaba en la democracia y la política.

Pero, ¿están esas diferencias basadas en la ideología? Los principios ideológicos de los republicanos se pueden resumir en la combinación de liberalismo progresista y federalismo, con cierta tendencia directiva por parte de la clase burguesa. Mucho más trabajo exige en cambio definir la ideología del nacionalismo vasco. Se podría decir que es una ideología de centro-derecha “accidentalista” —en tanto en cuanto modula su discurso dependiendo del poder— que defiende los intereses burgueses. Además de la ya mencionada técnica de sociabilidad más efectiva, también el discurso ayudó a la hora de atraer miembros de la clase obrera. Dejando de lado la lucha de clases internacionalista, el discurso nacionalista afirma que los miembros de todas las clases tienen los mismos intereses; los intereses nacionales. Así, parece que, mediante un discurso interclasista, los nacionalistas fueron más efectivos que los republicanos, y esa diferencia se vio sobre todo en el entorno rural. De todas formas, todavía es pronto para sacar conclusiones demasiado generalistas.

¿Qué ha sido hoy de aquellos espacios de sociabilidad? Los republicanos desaparecieron en el exilio durante la dictadura de Franco, y con ellos sus espacios de sociabilidad. Aun así, en Bilbao, por ejemplo, la sociedad El Sitio sigue en funcionamiento como centro sociocultural, y a pesar de que solo es la sombra de lo que fue, ha quedado como testigo e icono en la ciudad. En cambio, los nacionalistas vascos se han mantenido fuertes en el espectro político vasco, pero sus centros de sociabilidad no son tan activos como lo fueron antaño. La mayoría de batzokis son más conocidos como restaurantes o bares que como centros de sociabilidad.

¿Qué ha sido entonces de la sociabilidad política? Nadie “vive en republicano”, y la “comunidad” nacionalista es cada vez más pequeña. ¿Por qué no se han mantenido y renovado esas redes de sociabilidad que funcionaron tan bien? ¿Por qué no son capaces los tentáculos de los partidos políticos de impregnar la vida pública y privada? Para responder a estas cuestiones es necesario una investigación más a fondo.

Fuente de la imagen: https://errepublikaplaza.wordpress.com/2014/03/05/el-casino-republicano-de-bilbao/

Reseña: Estudios sobre el republicanismo histórico en España

Hace unos meses ha aparecido en el número 30, correspondiente al año que termina de 2018, de la revista Espacio, Tiempo y Forma. Serie V. Historia Contemporánea, de cuya sección de reseñas destaca una, obra de José Luis Agudín Menéndez (Universidad de Oviedo), dedicada a la reciente obra colectiva sobre el republicanismo histórico español:
 
SÁNCHEZ COLLANTES, Sergio (ed.), Estudios sobre el republicanismo histórico en España. Luchas políticas, constitucionalismo y alcance sociocultural, Oviedo, Real Instituto de Estudios Asturianos, 2017
 
PortadaRepublicanismoLos textos que forman parte de esta monografía colectiva recogen el ciclo de conferencias que tuvo lugar en el Real Instituto de Estudios Asturianos entre el 29 de enero y 12 de febrero de 2014, y que llevaba por título Asturias en el republicanismo histórico español. Esta celebración estuvo motivada tanto por la conmemoración del 140 aniversario de la caída de la I República como por el 75 aniversario del final de la II República, tras terminar la Guerra Civil. Esta obra colectiva viene a sumarse a un ya profuso itinerario de los estudios del republicanismo desde la perspectiva asturiana, enormemente enriquecidos en las dos últimas décadas de la presente centuria. 
Sin dejar a un lado la perspectiva asturiana, los siete capítulos constitutivos de esta monografía prestan atención a generalidades del republicanismo hispano. Con este fin, S. Sánchez Collantes ha reunido las aportaciones de historiadores procedentes de las Universidades de Oviedo (Ignacio Fernández Sarasola, Víctor Rodríguez Infiesta, Jorge Uría y Joaquín Varela Suanzes-Carpegna), León (Francisco Carantoña), Burgos (Sergio Sánchez Collantes) y Cantabria (Manuel Suárez Cortina). Las líneas de investigación que aquí convergen no sólo incluyen las de la historia de las culturas políticas, sino también se dan cita aquí la historia del constitucionalismo y la historia sociocultural.
José Luis Agudín