87 años de la proclama de la IIa República

IIarep

Proclamación de la II República española, 14 de abril de 1931. Foto de Alfonso Sánchez Portela

Tal día como hoy de 1931, España era testigo de la proclamación de la Segunda República, la primera experiencia democrática y constitucional a la que el país asistía en el pasado siglo.

La instauración del nuevo régimen republicano ponía punto final a la dictadura de Primo de Rivera y la Monarquía borbónica encarnada en la figura del rey Alfonso XIII. Precisamente, la caída de la primera y la incapacidad de la segunda para diseñar un sistema alejado del turnismo de los partidos dinásticos y, por tanto, en favor de las demandas del pueblo, derivaron en que las elecciones municipales convocadas para el 12 de abril se convirtieran en un plebiscito entre Monarquía o República. Dichas elecciones tuvieron como resultado el triunfo de las candidaturas republicanas y socialistas en 41 de las 50 capitales de provincia. En casos como Madrid y Barcelona, la elección de concejales republicanos llegó a ser abrumadora.

“Las elecciones celebradas el domingo, me revelan claramente que no tengo hoy el amor de mi pueblo”. Con estas palabras, vista la opinión pública y ante la idea de que la monarquía no representaba una vía de continuidad, se despedía Alfonso XIII antes de abandonar el Palacio Real y exiliarse a París la noche del 14 de abril. Aunque algunos de sus ministros propusieron resistir y optar por la fuerza, el rey se opuso con el fin de apartarse “de cuanto sea lanzar a un compatriota contra otro en fratricida guerra civil”.

Ese mismo día, de madrugada, el ayuntamiento de Éibar fue el primero en alzar la bandera tricolor. A lo largo de la mañana, se sucedieron actos similares en el resto de las ciudades españolas. Así, Francesc Maciá proclamaba la República catalana dentro del nuevo Estado Federal; pero no fue hasta por la tarde cuando Niceto Alcalá Zamora, ante una Puerta del Sol abarrotada, proclamó oficialmente la instauración del nuevo régimen desde el Ministerio de la Gobernación. La República se festejó con multitudinarias celebraciones populares en las calles, en un ambiente de júbilo y esperanza reformista y revolucionaria, tal y como recogieron distintos medios del momento.

IIaRep2

Fragmento de la portada del diario madrileño La  Libertad, un día después de la proclamación de la II República

Aquel día de abril de 1931, la voluntad popular había votado por la democracia. Aunque para la Iglesia y los sectores más conservadores fue recibida como un infortunio, la realidad fue que una insurrección popular, y no un golpe militar como había sucedido con otras experiencias decimonónicas, trajo consigo una nueva España. Sin duda, el país asistía a un profundo cambio histórico.

Sergio Nieves Chaves

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s