Revisitar-la-Gloriosa

Acaba de publicarse el nuevo número de la revista Ayer (112), que incluye un dosier editado Rafael Villena Espinosa titulado “Revisitar la Gloriosa”.

Parafraseando al coordinador acerca de las conmemoraciones “también se han convertido en coyunturas fructíferas para ampliar los horizontes del conocimiento científico”. Y así como pasó con el centenario no seria menos para el 150 aniversario. Por si le queréis echar un vistazo aquí el sumario:

REVISITAR LA GLORIOSA (Rafael Villena Espinosa, ed.)

  • Villena Espinosa, Rafael “Presentación. Revisitar la Gloriosa”, pg. 13-20
  • Serrano García, Rafael “La biblioteca de un texto vivo (en torno a los orígenes intelectuales de la Revolución Gloriosa de 1868)”, pg. 21-45
  • Villena Espinosa, Rafael “La revolución tranquila: el despliegue de la Gloriosa en la
    España interior”, pg. 47-72
  • Orobon, Marie-Angèle “La carne de la política: ruptura democrática y simbología”, pg. 73-98
  • Lana Berasáin, José-Miguel “«Mejorar la suerte del proletariado». Cuestión social y repartos comunales (Navarra, 1868)”, pg 99-127
  • Pinto Tortosa, Antonio Jesús “Libertad frente a esclavismo: la Revolución Gloriosa y la cuestión abolicionista (1868-1873)”, pg. 129-155
  • Pascual Sastre, Isabel María “Las grandes potencias ante la Gloriosa. Otro desafío
    nacional para el equilibrio europeo”, pg. 157-182

Encontraréis el sumario y el texto de introducción en el siguente enlace:
https://www.ahistcon.org/PDF/numeros/Ayer112.pdf

 

 

Anuncios

El republicanismo federal antiunificador de Pérez Costales

El pasquín La verdad a las aldeas (1873) fue un claro alegato contra la república unitaria y en pro de la república federal, dentro del modelo de Francesc Pi i Margall del federalismo sinalagmático y conmutativo. Entre las páginas 13 y 14 esboza la conveniencia del sistema de la república federal para las naciones, para España, provincias y especialmente para Galicia. Según el autor -coincidiendo con las bases teóricas del derecho- las leyes de un país han de estar acomodadas a sus condiciones, clima, producciones, usos y costumbres y hasta el carácter y temperamento de sus habitantes. El que lo lleva a afirmar, refiriéndose a las diferencias legislativas de larga duración en contraposición a los intentos de unificación de la monarquía:

España ha sido siempre federal […] Artificio… insensatamente fundir, en una misma ley de unidad las variedades que nuestro país presenta”. Taxativamente tantos siglos de unidad monárquica no consiguieron “lograr el loco empeño de unificar nuestra legislación” y si “provocaron protestas provinciales […] Siglos de unidad monárquica NO HAN PODIDO unificar ni nuestra lengua, ni nuestra moneda, ni nuestros pesos y medidas; como no han podido unificar al catalán y al gallego, al andaluz y al vascuence”.

Sobre las diferencias entre regiones por origen, lengua, carácter, costumbres i necesidades de legislaciones diferentes añadía: “No han fundido, en su absurdo principio, condiciones é intereses tan opuestos”. A lo que brevemente trata las diferencias: Galicia: legislación foral. Catalunya: herencia. Valencia: tribunal de aguas. Aragón: antifuero. Vascos: fueros. Legislación ultramarina. “Variedad de la unidad nacional reclama para cada región la misma variedad legislativa, que respete, dentro de la pátria, la vária condición de nuestro modo de vivir […] Insigne mala fé ó supina ignorancia, es negar estas sencillas verdades” y que su actuación “una absurda centralización” limita la prosperidad potencial.

PerezCostalesRamon_web

Ramón Pérez Costales: Político, periodista, mecenas cultural, filantrópico y médico. Fué una persona constante en lo que se refiere a sus compromisos políticos republicanos, dedicando gran parte de su tiempo a difundir la República federal por Galicia, siguiendo las ideas de Pi i Margall. Sus coetáneos hablaron de su idealismo literario y político, así como las propuestas de mejora de la salud pública y las salidas de tono y cuentos jocosos en las intervenciones a Cortes. Los dos pasquines La verdad a las Aldeas (1869) (1873) eran propaganda republicana en vistas a las próximas elecciones a Diputados a Cortes. Folleto dentro de la intensa actividad de los republicanos federales por generar prensa, artículos y propaganda para difundir los ideales republicanos a los aldeanos gallegos.

Magda Berges i Giral

República y prensa (Actas Oporto, 2017)

comunicacion_y_espectaculo

Presentamos unas actas recientemente publicadas en Portugal con interesantes aportaciones sobre republicanismo y prensa:

LIMA, Helena; REIS, Ana Isabel, COSTA, Pedro (2018) “Comunicación y espectaculo” Actas del XV Congreso de la Asociación de historiadores de la comunicación. Oporto : Universidade do Porto. ISBN 978-989-746-183-5

Comunicaciones:

  • Fernandes Alves, Jorge “Entre a República e a Imprensa. Dois jornalistas do Porto – Rodrigues de Freitas e Sampaio Bruno” pg. 76-92
  • Baptista, Carla “Hermano Neves, Jornalista, Republicano e Moderno” pg. 498-511
  • Arroyo Cabello, María “José Martínez Tornel (1845-1916) y sus campañas sociales en El Diario de Murcia. Un caso de profesionalidad y solidaridad”, pg. 657-675
  • Sánchez Collantes, Sergio “Las ilusiones marchitas: democracia republicana y federalismo en Enrique Vera y González (1861-1914)” pg. 752-771
  • Higueras Castañeda, Eduardo “La proyección iberista del progresismo republicano en España: una aproximación a través de la prensa (1880-1895)” pg. 896-927

 

Tomàs Padró y los inicios de la prensa ilustrada barcelonesa

Tomàs Padró (Barcelona, 1840-1877) fue uno de los principales exponentes de la ilustración satírica catalana del siglo XIX, junto a Eusebi Planas, Josep Lluís Pellicer y, unos años más tarde, Apel·les Mestres. Nació en una familia de artistas, de escultores concretamente, y realizó sus estudios de dibujo de la mano de maestros como Madrazo, y compartiendo su formación con Marià Fortuny. Sus datos biográficos no son difíciles de encontrar, ya que murió joven, en su momento de máxima popularidad, hecho que propició que buena parte de la prensa de la época le dedicara mucha atención. Es el caso de La Campana de Gràcia, que publicó en portada la noticia de su muerte: “Llágrimas de dol plora avuy la Redacció de La Campana de Gracia. Si Barcelona ha perdut un sos fills que cultivant l’art més gloria l’hi donavan, La Campana ha perdut l’ingeni xispejant, que desde sa aparició vingué ilustrantla: aquell llápis segur, sempre oportú, que tant al viu retratava las nostras esperansas, que ab tan valor descubria las miseria públicas, que savia arrancar sempre una sonrisa á tots los llabis, un aplauso á totas las mans, una aspiració noble á tots los cors. ¡Ha mort Tomás Padró!” (La Campana de Gràcia, nº 386, 22/04/1877).

Tomàs Padró, junto con otros ilustradores como Josep Lluís Pellicer o Francisco Ortego, es uno de los autores destacados de esta generación que combinaba su polivalencia artística -eran caricaturistas, pero también pintores y reporteros gráficos- con un firme compromiso político y social. Supieron combinar estos dos ámbitos a través del dibujo satírico, ya que sus plumas se convirtieron en las herramientas de un acto político e incluso militante, en su caso claramente al lado de la defensa de las ideas republicanas. Un claro ejemplo de esta fuerza de las ideas a partir de la ilustración es la cabecera del semanario El Cañón Krupp (abril-septiembre de 1874), en la cual podemos observar como una pluma -símbolo del periodismo- y un lápiz -símbolo de la ilustración- disparan a un cañón. Una alegoría que quiere mostrar la fuerza de la prensa y de las ilustraciones.

Es necesario enmarcar su evolución y su trabajo en el contexto de una prensa ilustrada que se encontraba en sus inicios y que mantenía una lucha constante con las leyes de imprenta, muy restrictivas. De hecho, no fue hasta la ley de imprenta de 1883, la ley Gullón, que se produjo el boom de la prensa, tanto cuantitativa como por la libertad de la que gozaba.

Padró destacó como principal ilustrador de las publicaciones de “La Librería Española”, de Inocenci López, entre las que podemos citar Lo Tiburón (1863-1874), Un tros de paper (1865-1866), Lo Noy de la Mare (1866-1867), La Rambla, publicada a inicios de 1867 y continuada a partir de junio del mismo año por La Pubilla Lo Somatent, entre otras publicaciones. El carácter político de las ilustraciones de Padró se acentuó durante el Sexennio con su participación en La Campana de Gràcia L’Esquella de la Torratxa y en periódicos ilustrados en color como La Flaca La Madeja política.

Para saber un poco más: Trenc, Eliseu, “Tomàs Padró i la caricatura gràfica satírica a la premsa catalana a mitjan segle XIX”, Catalonia, núm. 1 (2008), pg. 1-7; Orobon, Marie-Angèle, “Humor gráfico y democracia: algunas calas en la caricatura política en el Sexenio Democrático”, en M. C. Chaput y M. Péloille, Humor y política en el mundo hispánico contemporáneo, París: PILAR, 2006, pg. 9-30; Peralta Ruiz, Gemma, La representació iconogràfica dels imaginaris simbòlics: nacionalismes i republicanismes al segle XIX, Tesis UAB, accés directe: http://hdl.handle.net/10803/459157

Gemma Peralta Ruiz

Ideas y modelos del siglo XIX

Revistaestudiospoliticos

El último número de la Revista de Estudios Políticos dedica un Dosier a las influencias foráneas sobre los modelos republicanos de estado del siglo XIX. Destacamos los siguientes artículos con su enlace directo:

Dosier: “Imaginando el Estado en la España del siglo XIX: circulación de ideas y modelos de referencia”. En: Revista de Estudios Políticos, núm. 175 (2017) enero-marzo

 El objetivo del dosier es analizar algunos de los modelos que concurrieron en la esfera pública española durante el siglo XIX, momento crucial de construcción de naciones y formación de estados. Ambos procesos, como la historiografía más novedosa está mostrando en los últimos tiempos, resultaron de una historia interconectada a escala paneuropea e incluso global (Florencia Peyroy y Darina Martykánová, eds. “La historia transnacional”, Ayer, 94, 2014, pp.13-144). Particularmente, se presta atención a los procesos de apropiación, transformación y resistencia experimentados por algunas fuerzas políticas españolas en relación con modelos procedentes de países concretos: Francia en el caso de los moderados, Gran Bretaña para los liberales, EEUU y Francia para diversas familias republicanas… También se analiza la manera en que estos fenómenos se daban en sentido contrario, pues la experiencia española tuvo un impacto notable en otros países Un ejemplo de ello es la extraordinaria circulación del modelo gaditano por Europa meridional y América Latina.

Presentación del dosier en: https://imagest.hypotheses.org/1200

 

 

El combate, semanario de agitación republicana

Recientemente apareció un artículo sobre un periódico republicano, felicitamos a la autora por el trabajo de rescatar y analizar esta valiosa fuente! Aquí os dejamos la cita, abstract y enlace por si queréis echar un vistazo:

ElCombateGarcía González, Gloria (2018) “El combate: un semanario de agitación republicana en la Salamanca del cambio de siglo, 1899-1902“. Salamanca, revista de Estudios, núm. 62, 2018, p. 85-106. ISSN 0212-7105

Abstract: Tras la crisis desatada en el cambio de siglo, el republicanismo unitarista incrementó muy sensiblemente su carácter movilizador con el principal objetivo de socializar en el ideal republicano a una masa social potencialmente creciente. A ese fin, la prensa constituyó una herramienta de comunicación y movilización política de primer orden, asociada con éxito a los medios tradicionales de acción política, la tertulia, el comité y el banquete. En ese contexto, El Combate sale a la luz en Salamanca haciendo gala de una particular violencia discursiva cuyos objetivos principales son la agitación política y la deslegitimación de los poderes tradicionales consolidados durante la Restauración.

Palabras clave: Republicanismo, Salamanca, movilización social, prensa local y agitación política

Ficha del diario en la Biblioteca Virtual de Prensa Histórica: http://prensahistorica.mcu.es/es/consulta/registro.cmd?id=10007600643

El universo penitenciario femenino de la dictadura franquista: ser roja y mujer

Durante, y especialmente después del final de la guerra civil española, miles de mujeres republicanas fueron encarceladas y sometidas a vejaciones de todo tipo por múltiples razones: haber quebrantado los límites de la feminidad tradicional a lo largo del periodo republicano; hacer oír sus derechos y libertades y su emancipación en un mundo fundamentalmente patriarcal; haberse manifestado públicamente a favor de las izquierdas; o haber luchado junto a los hombres en las calles y frentes de todo el territorio como milicianas. En virtud de ello, sufrieron una severa doble represión: por un lado, ideológica, al ser consideradas “rojas” o, en su defecto, familiar directo de quienes habían defendido los principios y valores republicanos; por otro, de género, por el simple hecho de ser mujeres. Muchas de esas féminas, diseñaron mecanismos de supervivencia e incluso, las más politizadas, continuaron con su labor en el interior de las cárceles creando marcos de solidaridad y apoyo entre las presas. Pese a todo, aquel régimen que consideró a estas mujeres traidoras de la patria a las que había que recristianizar y educar en la moral católica no consiguió doblegarlas.

Sirvan estas premisas para introducir una síntesis sobre uno de los estudios más recientes al respecto. Una obra editada por la Catedrática de Historia Contemporánea de la UNED, Ángeles Egido León, titulada: Cárceles de mujeres. La prisión femenina en la posguerra1.

La evaluación de la violencia política ejercida sobre las mujeres durante la guerra y la inmediata posguerra ha sido una de las cuestiones más obviadas en los estudios generales de la represión franquista. La invisibilidad femenina que en tantas ocasiones ha denunciado la historiografía de género al respecto permaneció casi inalterable hasta finales de los años noventa del siglo XX. Desde entonces han proliferado las publicaciones sobre la naturaleza, la tipificación y la cuantificación de dicha violencia. También ha contribuido la investigación a pequeña escala, a través de la cual ha sido posible esclarecer las connotaciones propias de la experiencia vital y carcelaria de las mujeres represaliadas en distintos espacios y, por consiguiente, obtener resultados de mayor beneplácito historiográfico.

En este ambiente de despegue se encuadra la obra a la que nos referimos. Se trata de una edición revisada y ampliada del doble número monográfico de la revista Studia Histórica. Historia Contemporánea publicado en 2011. Divulgativa y accesible al gran público, Cárceles de mujeres. La prisión femenina en la posguerra recopila un total de catorce estudios realizados por especialistas en la materia con un mismo objetivo: reconstruir la vida de las mujeres y las de sus hijos menores de tres años en el interior de las cárceles franquistas.

En gran medida, la experiencia carcelaria de las presas del franquismo se ha conocido gracias a los testimonios y memorias de las propias reclusas, siendo ello buena muestra del discurso de resistencia antifranquista. Fueron, pues, el principal y casi único soporte a partir del cual explicar la persecución sistemática que sufrieron y la horrible vida a la que se vieron sometidas. En este sentido, el libro va más allá y en su rigurosa metodología emplea, además, fuentes orales y documentación de archivo, sobre todo expedientes carcelarios y judiciales. Todo ello, unido al uso contrastado de la abundante bibliografía referente al tema, convierten a este estudio en una referencia obligatoria. El análisis minucioso y la mirada crítica de estas fuentes aporta nuevas claves explicativas tanto en lo que se refiere al discurso represivo como a las singularidades específicas de esa represión diferenciada por cuestión de género que el régimen les reservó.

El libro traza un recorrido por conocidas prisiones femeninas de la geografía española del que se puede extraer, además de los puntos en común de hacinamiento, insalubridad y hambre, los hechos diferenciadores y las singularidades propias de cada una de ellas. Los perfiles de las procesadas, la tipología de los delitos que se les atribuyeron, el dramático caso de los niños, la presencia de la Iglesia, la vida cotidiana o la formación política y cultural, son otros de los asuntos que se analizan para cumplir con el objetivo principal. Paralelamente, a lo largo de la obra el lector también podrá conocer cómo evolucionó la industria penitenciaria franquista y la trasformación de las circunstancias carcelarias de las anteriores y las posteriores. De igual modo, y aún más llamativo si cabe, cómo se fue forjando la cultura carcelaria de unas presas que fueron capaces de construir, en medio de una adversa coyuntura, todo un mecanismo de resistencia, supervivencia y solidaridad.

En el primero de los artículos, a modo de presentación, Ángeles Egido examina la condición femenina como fundamento del sistema represor, resaltando que la femenina fue una represión diferenciada. A continuación, Ricard Vinyes estudia los cambios producidos en el sistema penitenciario femenino y el perfil de las encarceladas políticas. El examen de las prisiones valencianas, en especial la del Convento de Santa Clara, corre a cargo de Ana Aguado y Vicenta Verdugo, mientras que el de las gallegas viene dado por María Victoria Martins Rodríguez. Por su parte, las precursoras en los estudios de represión de género, Encarnación Barranquero y Matilde Eiroa, realizan un balance de las “marxistas peligrosas” que estuvieron en la cárcel provincial de Málaga. Seguidamente, Iván Heredia Urzáiz se sumerge en la prisión de Torrero, Zaragoza, con una concisa síntesis sobre la geografía de las mujeres encerradas, las vicisitudes que sufrieron en su interior y el drama de sus hijos. El tema de los niños también es tratado, con especial interés, por Rosa María Aragüés quien centra su mirada en los niños de la cárcel de Predicadores y resalta un tema tan espinoso como la adopción ilegal.

En el octavo de los estudios, Fernando Fernández Holgado realiza un exhaustivo seguimiento de las dos prisiones militantes más representativas de la posguerra, Ventas y Les Corts. El castigo y la redención de las mujeres encarceladas en las Baleares es tarea de David Ginard i Ferón quien, además, analiza la figura de Matilde Landa, reconocida dentro de la prisión por su insaciable lucha contra el nuevo régimen. Miren Arantza Ugarte aborda las vivencias de las mujeres destinadas a la prisión de Saturrarán, mientras que Santiago Vega y Juan Carlos García se introducen en la prisión central de mujeres de Segovia, conocida por sus duras condenas y la labor testimonial que ya en la década de 1980 efectuó Tomasa Cuevas, presa de esta. El recorrido por los centros penitenciarios femeninos españoles se cierra con un estudio de caso relativo a las cárceles de Tarragona, de la mano de Montserrat Duch. Finalmente, la obra concluye con dos investigaciones que aluden a las prisiones portuguesas e italianas de mujeres en el contexto de las dictaduras de Salazar y de Mussolini, respectivamente.

En suma, Historia y Memoria se funden en una obra que responde a la solidez metodológica y documental y la sensatez analítica propias de cualquier investigador. Pone sobre la mesa aspectos menos conocidos o que han pasado desapercibidos dentro del mundo académico hasta la fecha, permitiendo así profundizar en el conocimiento del fenómeno carcelario femenino. Constituye, por tanto, un trabajo excepcional y necesario en la medida que contribuye a visibilizar, difundir y ampliar las particularidades represivas que se obraron sobre aquellas mujeres que, por su doble condición de “roja” y “mujer”, fueron castigadas.

Sergio Nieves Chaves

Fotografia: Presas de la cárcel de Segovia, 1948. Ricard Vinyes “Presas Políticas”, RBA, 2005

1 Ángeles EGIDO LEÓN (ed.), Cárceles de mujeres. La prisión femenina en la posguerra. Alcorcón: Sanz y Torres, 2017, 439 pp. ISBN: 9788416466443